Facebook Twitter Google +1     Admin

20071229192258-alicante.jpg

Bordándote lo ajeno he encontrado tu trazo

Una voz de mujer encadenada al cuello

Con cierta letanía ha repetido tanto:

Bienvenida a los restos del naufragio.

Una razón de risas se traduce en tus ojos

Una razón de ser pernoctada entre guiños

Cinturón de palabras , luciérnaga escondida

Ceñida sin vergüenza a la cintura

Desatada sin nombre , derrochado bolero

Te quiero más que a nada, más que a mí

Más que al suspiro, te quiero.

No me dejes a bordo que embarcada me muero

Ábreme el mar aprisa y llama a los ahogados

Deja que así me arroje hacia miles de brazos

Conseguiré desatar todos sus nervios

Tomaré aliento helado de la noche salvaje

Y un boca a boca mío enfrentado a la nieve

Devorará la vida resucitando labios

Aire de la locura en tu luna insolente

Una guerra menuda y pretendida

Una querencia más sobre arena mojada

Tu nombre viene y va con la marea

Lo dibujo de nuevo con dedos paralíticos

Los mismos que buscaban tu recuerdo

Desde la última estrella contenida te quiero

Más que al desierto fértil , más

Que al olor de las hadas en su inútil regreso

Más que a las armas huecas que esconde tu pañuelo

Más que al último milagro, yo

Te quiero.

Sábado, 29 de Diciembre de 2007 19:23 Consuelo García del Cid Guerra #. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris