Facebook Twitter Google +1     Admin

EL ESTAFADOR ROMANTICO

Inicio arrow Opinión arrow El estafador romántico
El estafador románticoPDFImprimirE-Mail
Escrito por Jorge López   
viernes, 29 de mayo de 2009
Animar a la gente joven a generar su propio trabajo probablemente sea una de las mejores, si no la única, forma de paliar el avance imparable de desempleados. Desde luego hay que tener dos narices y la cabeza muy bien amueblada para acometer un proyecto de estas características. También hay que tener un lado romántico para digerir la absoluta convicción de ser capaces de afrontar el día a día dependiendo de uno mismo y sus propios recursos.

Si hace unos años prácticamente todo el mundo apostaba por un modelo de vida seguro donde la vivienda de propiedad era el primer objetivo después de conseguir un trabajo bien remunerado, actualmente nos hemos lanzado de cabeza a vivir de alquiler. Si antes te hipotecabas, ahora te alquilas y en la mayoría de los casos los trabajos no están bien remunerados. Pero lógicamente se sigue adelante  en consonancia de los tiempos. Dentro de unos años, si escapamos indemnes de esta situación, nos parecerá increíble haber sobrevivido a tantas turbulencias económicas.
Por eso no es de extrañar que el autoempleo se convierta en un nuevo recurso. Aunque se convine con las oposiciones, con los estudios nocturnos, con la idea de meter la cabeza en un agujero más seguro cuando las cosas vuelvan a calmarse. A decir verdad, si generas tu propio trabajo y el de algunos más, todas las otras promesas de mejoras se van mermando a la misma velocidad con la que avanzas en la aventura empresarial.
Admiro, profundamente, creo haberlo dicho en otras ocasiones, a toda esa gente capaz de “subir la persiana” todos los días dependiendo exclusivamente de ellos mismos.
¿Se puede admirar de la misma manera a un chico capaz de estafar a treinta y nueve entidades bancarias?
Desde el lado más romántico de la estafa o desde la cara dura más sobrada, ha demostrado la vulnerabilidad de la banca en tiempos donde acudir precisamente al banco y pedir dinero es una hazaña en toda regla. Cuando analistas y políticos andan a la gresca desmenuzando decimales y comas para contextualizar encuestas, estadísticas y gráficos, Enric Duran se convierte en una especie de héroe juvenil capaz de agarrar la bandera desesperada de todos aquellos que se enfrentan a la oportunidad de abrir sus persianas, de alquilar un techo o anhelar comprarlo. De todos aquellos a los que se le exige por cuatro perras y también de los que por cuatro perras, están dispuestos a hacer de todo. De todos esos licenciados que sienten cómo las grandes empresas prefieren a personas más moldeables para ir sacando las castañas del fuego. 
La gran hazaña de este personaje ha sido invertir todo el capital en publicaciones gratuitas donde se invita desde sus páginas a un rotundo cambio de pensamiento. A pesar de haber estado detenido varios meses, resulta muy curioso que sólo cuatro de las muchísimas entidades estafadas lo hayan denunciado hasta el momento. La gran hazaña de este hombre es levantar la voz, hacer ruido y denunciar la política destructiva que, según él, ha sumido a medio mundo en esta profunda crisis.
El otro medio siempre lo ha estado.
Su verdadera gesta es salir de prisión bajo fianza. Una garantía sufragada por diversas entidades que de momento prefieren permanecer en el anonimato y que sea Enric quien lleve de nuevo a la calle su grito de guerra contra el capitalismo y la sociedad de consumo. Esta fianza servirá para apuntalar el primer proyecto de “Banca Ética” del país. De esta manera el dinero no quedará aislado y constituirá un aval indiscutible para obras sociales.
Se escapa de la razón tanto dar en pro de los demás. Se le admira con recelo y se le observa con lupa para evitar llevarnos sorpresas, si las hubiera, claro. Sería bastante clarificador conocer el nombre de alguna de estas sociedades, seguramente nos ayudaría a comprender mejor al personaje.
Por eso este autodidacta “Robin de los Bancos”, término que no parece gustarle en absoluto, convoca una “Huelga de Bancos” para el 17 de Septiembre del presente año. Una huelga que consiste en dejar de pagar los créditos, las hipotecas, en sacar nuestro dinero de las entidades, en buscar un precio justo para las viviendas de alquiler y convertirla en un derecho de todo ciudadano. En rechazar el actual sistema financiero y en enseñarle los dientes a los dirigentes actuales.
Sin duda todo un reto para este joven. No me atrevo a decir ejemplo porque desgraciadamente ando inmerso, imagino que como usted, en esta sociedad y apostíllela con el calificativo que prefiera.
 Pero si nos detenemos a pensar qué ocurriría si por un solo día sucumbiéramos a la vendetta de Enric Duran quedaría clara, al menos, una cosa; todos somos un poco más románticos de lo que creíamos.
Martes, 02 de Junio de 2009 20:29 Consuelo García del Cid Guerra #. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris