Facebook Twitter Google +1     Admin

LOS NIÑOS DE LA WWASP

20110113204810--40585171-welcome-wall-203.jpg

2005. Girona. Una masía de Sant Llorenc de la Muga conocida como “Can Gener”, funionaba a modo de reformatorio ilegal para jóvenes suizos con problemas de conducta. Adolescentes de 14 a 17 años eran encerrados contra su voluntad. Todos hijos de familias adineradas, que pagaban una cuota mensual de 4.000 euros. El régimen de internado se basaba en palizas, largos períodos de hambruna y encierro en jaulas de jabalíes durante más de ocho horas al día. Eran castigados si no cumplían las normas y les daban leche con cereales como única comida diaria. El centro no reunía las mínimas condiciones de salubridad. La policía autonómica detuvo a tres personas, acusadas de detención ilegal y violencia física y psíquica en el ámbito del hogar. La fuga de cuatro internos destapó una realidad atroz.Tres de ellos consiguieron llegar a Suiza por su cuenta, y el cuarto fue localizado en la estación de Figueres. Tras sus declaraciones, los mossos llegaron hasta la masía, donde se localizaron las celdas de castigo. Los menores tenían diversas erosiones corporales y hematomas. Se encontró también una hormigonera a la que se había acoplado una bicicleta para obligarles  a pedalear y mover la máquina con sus piernas.

La ciudad de Zurich financió la estancia de tres de los jóvenes a través de la organización “Time Out”, responsable del reformatorio clandestino, por iniciativa del departamento de asuntos sociales de Zurich. Alejaban a los chicos de su entorno con la intención de conseguir una “reeducación y reforma” perfectas. Según algunos padres se trataba del “último recurso” ante la imposibilidad de controlar a sus hijos.

2008. Antena 3 estrena la miniserie de dos capítulos titulada “El Castigo”. Los hechos recogen lo sucedido en la masía de Can Gener, por la que pasaron cientos de jóvenes suizos.

El rastro de la noticia me condujo hasta la WWASP (World Wide Asociation of Speciality Programs and Schools), cuyos centros de tortura y reeducación constituyen uno de los secretos mejor guardados de EE UU. Los padres abonan grandes cantidades de dinero por la estancia en lugares similares a  Gulag ó Guantánamo. Uno de ellos, situado en Jamaica, es TRANQUILITY BAY, donde se maltrata a los niños (quemaduras realizadas con gas pimienta, gases lacrimógenos, duchas frías, ejercicio físico extremo) y se les hace un verdadero lavado de cerebro. TRANQUILITY BAY es uno de los muchos centros de la WWASP, entidad directa del fundamentalismo mormón.

Los chicos son arrancados de la cama a medianoche en sus propias casas y llevados por la fuerza sin saber adónde van. El enlace del documental que se adjunta permitió –por primera vez- que se pudieran contemplar imágenes y escuchar testimonios.

Padres desesperados cuyos hijos rebeldes se encuentran al borde de la delincuencia, falta de autoridad, excesiva protección o ausencia de referentes, son algunos de los motivos que conducen hasta este tipo de centros de tortura aconsejados por asistentes sociales como “ perfectos reformatorios para adolescentes difíciles”.

 

http://www.tu.tv/videos/tranquility-bay-documental

 

Se han puesto denuncias pero los responsables continúan al frente de este tipo de centros, que permanecen todavía abiertos. Al parecer, durante una investigación económica, se pudo comprobar que la WWASP financia con ingentes sumas de dinero al Partido Republicano y al Movimiento Mormón.

Jueves, 13 de Enero de 2011 20:48 Consuelo García del Cid Guerra #. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris