Facebook Twitter Google +1     Admin

NI A DIOS NI AL DIABLO, DE CESAR DAVID DELGADO PULIDO.

20130624132905-ni-a-dios-ni-al-diablo.jpg

 

 

 

 

Una novela descarnada sobre los años estudiantiles, lejos de la tuna y otros tópicos alcanzados para quienes venimos de mucho más lejos por aquello de la edad. Ese alumno tardío que se decide a estudiar tras varios trabajos alimentarios y –sin querer- remarca y consigue reflexiones más que notorias: La pasta sin descanso no me llama y me gusta más tirar la baba en la almohada que el cobre en el bolsillo.

Amigas, amantes ocasionales, polvos esporádicos –algunos especialmente escatológicos pero sin alcanzar esa cima guarra que todo lo cuestiona- fijaciones, enamoramientos pasajeros, fiestas y otros asuntos que se plantean tras el paso marcado al final de la adolescencia una vez pisada la frontera de una juventud primeriza que asiente y consiente en descubrir su sentido, su lugar en el mundo y su habitación propia.

¿Y para qué sirve la verdad? Laverdad es una mentira, y de existir me deja indiferente.

Frase que –por cierto- será discutida por el propio personaje.

Curiosa la mención al Lobo Estepario de Hesse, que creí en exclusiva de una generación ; la mía, por lo que celebro equivocarme. Sin embargo, casi segura de que pocas páginas después aparecería inevitablemente el personaje de Harry Haller, al comprobarlo no he podido evitar el dibujo de esa gran sonrisa en la cara, será que el diablo, ese diablo de César David Delgado Pulido, sabe más por viejo que por sí mismo.Puesto que la vieja soy yo, confieso que la lectura de esta obra engancha, factor fundamental y nada fácil de conseguir .Como él mismo afirma Está el que sabe escribir y el que no,el inteligente y el torpe,el llorón y el que vive apenas sin quejarse.Ganadores y perdedores, sonrisas y lágrimas.Duros,blandos y todo lo que se queda en medio.

Es su primera novela, escrita en menos de un año, exactamente nueve meses: puro parto primerizo.Su título Ni a Dios ni al diablo, el autor afirma que hace referencia a la filosofía que se expresa en el libro.El personaje llega a la conclusión de que los hombres buscan la felicidad en algo que no tiene que ver con el bien ni el mal, sino con lo alejado o cercano que te sientas en relación con la muerte.Si la seguridad en relación a la lejanía es mucha, más feliz serás, es decir, que aunque la muerte puede llegar en cualquier momento,el que nos sintamos alejados de la misma, o cercanos, nos dá la clave de nuestro estado de ánimo.En suma,que el hombre no ha nacido para poner la otra mejilla ni para sentirse dichoso haciendo daño al prójimo,sino que hemos nacido para mantener al máximo nuestra información vital.El bien y el mal serán un medio para alcanzar éste fin,esta finalidad está en nuestro inconsciente,nadie piensa voy a hacer esto para eternizarme o ser inmortal en todos y cada uno de sus actos,sin embargo la razón oculta de todas nuestras actividades es esa,dicho de otra manera y como digo en el mismo libro, lo que buscamos es "la máxima seguridad para la mayor cantidad de tiempo de vida posible".

 


Lunes, 24 de Junio de 2013 13:29 Consuelo García del Cid Guerra #. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris