Facebook Twitter Google +1     Admin

TE LA QUITARÉ AUNQUE ESTÉ MUERTO

jueves, 9 de enero de 2014

"Esto te solucionará la vida"... Consuelo García del Cid, escritora realista apasionada y apasionante

Hoy día 10 de enero de 2014, que se celebra el 106 aniversario de nacimiento de la fascinante y luchadora escritora Simone de Beauvoir, abro de nuevo este blog con una magnífica noticia. Ayer, mi amiga luchadora y escritora Consuelo García del Cid, me llamó para compartir conmigo una gran alegría; el libro que tantos años le ha costado parir, un libro que gira también en torno a otro libro apasionante de Mohamed Chukri, El pan desnudo, un libro que al fin ya está a la venta en las principales librerías. Y quiero compartir esta alegría con todos vosotros y públicamente, porque es una historia apasionante, por ser un libro especial, porque Consuelo es una mujer especial, y porque es una gran amiga mía, auténtica, de las de verdad, de las que jamás traiciona ni engaña ni abandona. Ella es así, y me gustaría que la conocierais personalmente y a través de su magnífica y arriesgada obra literaria..
Detrás de una buena obra de arte suele haber una historia, a veces pequeña y a veces tan fantástica y trascendental que eleva el valor económico de la obra sin saber cuándo parará de aumentar.

Esto ocurre con la fotografía escogida para la portada del libro titulado Te la quitaré aunque esté muerto, de la escritora Consuelo García del Cid, empresaria y autora de varios libros, reconocida especialmente en estos últimos años por su anterior libro Las desterradas hijas de Eva, en el que trabajó duramente durante muchos años para conseguir datos verídicos y documentados.

En este nuevo libro, Te la quitaré aunque esté muerto, la historia empieza con esta magnífica fotografía que hizo el fotógrafo Pere Manubens el 31 de enero de 1994, el día en que de nuevo se  incendiaba El Liceu, el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, lugar emblemático con una larga historia cultural desde que en 1705 el archiduque Carlos de Austria decidiera convertir a Barcelona en una corte europea ofreciendo una ópera a su corte. A partir de este evento la burguesía catalana adoptó la ópera como una forma cultural de enriquecerse y relacionarse, consiguiendo con aportaciones económicas particulares crear una asociación, inaugurando definitivamente en 1847 el Gran Teatro del Liceo en el actual edificio de las Rambles esquina calle Sant Pau, sufriendo varios incendios y muchos incidentes en su larga historia.

Y así empieza el libro, con el último incendio de El Liceu en 1994: La protagonista, Alba, que entonces disfrutaba de alto nivel económico, tenía alquilado, junto con su socio Pablo, el palco número uno. En las paredes del palco pendía un pequeño cuadro; una fotografía de la mundialmente reconocida estrella de la ópera Montserrat Caballé. El socio de Alba le dice una noche que se llevará ese cuadrito cuando termine la temporada del Liceu, a pesar de la oposición de ella. Al saber la noticia del incendio a primera hora de la mañana del 31 de enero de 1994, Alba llama al fotógrafo para que vaya rápido al Liceu para hacer fotos del incendio, sin pensar en nada más..

La fotografía de la portada del libro no puede ser más simbólica y explícita; la entrada de El Liceu con sus escalinatas iluminadas por lámparas modernistas anunciando un mundo fantástico se ven cruzadas por las mangueras de los bomberos que intentaban apagar el incendio del interior, decorado con importantes obras pictóricas y mobiliario de distintos estilos y épocas. Junto a las escalinatas hay un televisor, muestra de las modernas tecnologías del tiempo en que vivimos, y la mangueras parecen cables de conexión... El Liceu necesitaba renovarse, modernizarse de nuevo, ponerse al día. Al morir el socio de Alba descubren en su baúl la fotografía enmarcada que se llevó del palco de El Liceu... De no haberlo cogido, ese cuadro con una joven y delgada Montserrat Caballé interpretando a Madame Buterfly se habría quemado...


La fantástica historia que sigue, y tal como está redactada en solo 139 páginas, diría que es inventada si no fuera porque conozco a fondo gran parte de la vida y personalidad de Consuelo García del Cid. Leí su libro inmediatamente cuando me lo envió por correo, era imposible interrumpir la lectura empezada con esa capacidad de síntesis y concreción que tiene, aflorando toda su sensibilidad y fortaleza apasionada en toda la historia, en cada palabra, frase, diálogo, a veces de un realismo impactante, a veces místico y lleno de poesía, algo muy difícil de conseguir literalmente, y a un ritmo que te atrapa.

Ni la protagonista quiere reconocer que está enamorada de su socio amigo y cómplice hasta que le dice que tiene el virus VIH, y sus diálogos, reconociendo el amor que sentían mutuamente son de una sinceridad y sensibilidad humana que te erizan la piel mientras lees: Quizá teníamos que pasar por una situación límite como la que se presentó para ser lo que de verdad éramos, algo muy difícil de explicar y de transmitir, como los 21 gramos que dicen que pesa el alma. Para mí, sería el principio del resto de mi vida, pero para Pablo era el final. Nunca dos personas han emanado tanta luz. El fotógrafo llevó al hospital, -donde Pablo pasaba los últimos días de su vida acompañado y cuidado a cada instante por su fiel amada Alba- la preciosa fotografía del incendio del Liceu, junto con el libro El pan desnudo del escritor marroquí Mohamed Chukri, que Alba y Pablo leyeron de un tirón: Tánger... cuántas veces me has pedido ir a Tánger y no quise acompañarte, si salgo de aquí, nos vamos. Le dijo Pablo.

Y empiezan las escenas que podrían parecer de Las mil y una noches; Alba volvió a leer fascinada el libro de Mohamed Chukri, El pan desnudo, pensando: Si un niño de las calle de Marruecos había aprendido a leer y escribir a los veinte años, si fue capaz después de eso hacer un best-seller, yo tenía que poder seguir viviendo sin Pablo. En cuanto Alba salió del funeral de Pablo, cogió el libro de Chukri y subió a un avión directo a Marruecos, su Itaca era Tánger; Es el sitio para las personas que eligen otro tipo de vida distinta del resto, la más difícil de vivir, porque supone una existencia sin dios, sin códigos ni fronteras, y al desnudo. Se compró un kaftan de terciopelo granate, pasando desapercibida por su piel morena y ojos negros, se alojó en un hotel preguntando al recepcionista dónde podía encontrar a Mohamed Chukri, y el recepcionista se sorprendió diciendo que los turistas buscaban a Paul Bowles. Pero ella, con su kaftan granate, extremadamente delgada y un anillo con 77 diamantes en su dedo anular, buscaba a ChukriAquellos nueve meses de lucha infatigable me habían destruído.

Salió a la calle deslumbrada por la luz, un grupo de niños se le acerca pidiendo comida, sube a un taxi y al llegar al Hotel Ritz, donde le habían dicho que encontraría a Chukri, una mujer joven con un bebé en brazos se le acerca pidiendo, y Alba le dice que espere un momento en la puerta, que entra a tomar un café y al salir le acompañará para comprar comida. Dentro del café, encuentra a Chukri, quien le reprocha a Alba que luzca un anillo de diamantes donde los niños mueren de hambre por las calles. Alba reacciona de pronto y le pide a Chukri: ¿Podría traducirme en árabe la frase; "Esto te solucionará la vida"? Chukri se la repite tres veces hasta que Alba logra memorizarla y pronunciarla bien. Al salir del Ritz, Alba  encuentra a la mujer que la esperaba con el niño en brazos, van a comprar comida, se quita el anillo y lo deposita en la mano de la mujer diciendo en árabe: Esto te solucionará la vida.

Y creo que no hace falta decir porqué recomiendo la lectura de este fascinante libro de la escritora Consuelo García del Cid, que desde el día 7 de este mes de enero de 2014 ya está a la venta en las librerías. Una magnífica manera de empezar el año para la autora, que el próximo día 25 a las 7 de la tarde presentará su libro en la Librería La Taberna Ilustrada, en la calle Martinez Izquierdo, 9 de Madrid.

Hay que decir también que el diseño de portada no hace honor ni a la fotografía ni al contenido del libro, con esta modalidad que empiezan a utilizar algunas editoriales en resaltar más el nombre de la autora que el título. Pero su contenido es una obra de arte que estoy segura de que se revalorizará con el tiempo, y teniendo en cuenta que cada día se lee menos en papel es de agradecer esta magnífica síntesis llena de diálogos y frases cortas que convierten una fascinante historia en una lectura ligera de 139 páginas. Una lectura que hacía tiempo no disfrutaba tanto, con una musicalidad y ritmo que te atrapa en cuanto empiezas a leerlo. Es lo más bonito y sorprendente que he leído durante estos últimos meses, logrando que vuelva a disfrutar y a descubrir la magia de la lectura, sintiendo viva de nuevo la teoría de que un libro te puede salvar la vida.

Gracias, Consuelo



© EVA HUARTE


NOTA: La distribución del libro se retrasa, por lo que puede adquirirse en la pag web de la editorial,que lo enviará contra reembolso.
http://erideediciones.es/
Muchas gracias
Jueves, 09 de Enero de 2014 15:56 Consuelo García del Cid Guerra #. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris