Facebook Twitter Google +1     Admin

FRANCES FARMER

20090304123251-frances-fumando.jpg

Una primera detención por conducir ebria la condujo, conduciendo,(valga la redundancia) al principio del fin. Quería ser ella. Detestaba Hollywood, el mundo del cine y la época que le tocó vivir.

Estaba arriba pero fué cuesta abajo. Descarada, indolente, contestataria, auténtica como ninguna en su tiempo. Fué destrozada y destruída antes de que supiera dañarse a sí misma. No se dobló ante nadie y la pisaron como a un gusano. Fué encerrada, violada, vejada, burlada, descalificada, calumniada y rota por dentro. Tan rota, que una lobotomía legal la convirtió en nadie cuando era una mujer de bandera, inteligente, con un talento literario que también la perjudicó en su juventud por exponer sin pudor alguno sus ideas sobre la humanidad. Ningún actor la apoyó. Era un personaje molesto.

Miércoles, 04 de Marzo de 2009 12:32 Consuelo García del Cid Guerra #. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris